Residuos: una gestión compleja para muchas ciudades. Esto es un hecho que siempre se ha dado, la gestión de los residuos es cada vez más un problema activo en muchas ciudades.

Residuos: ¿cómo el IoT puede facilitar esa gestión?

Ciudades de todo el mundo están implementando sensores inteligentes de desechos para ayudar a administrar los recursos, optimizarlos y reducir los casos de contenedores desbordados antiestéticos (y a menudo malolientes).

Recientemente la consultora Berg Insight ha concluido que la adopción de sensores de residuos inteligentes dará como resultado un crecimiento anual del 29,8% hasta 2025.

Crecimiento imparable

Los sensores inalámbricos se instalan en los contenedores de basura. Para 2025, se espera que la cantidad de contenedores inteligentes alcance los 2,4 millones.

“Los primeros pasos de la industria se centraron, principalmente, en el despliegue de sensores de nivel de llenado en sí, ahora está claro que la sofisticación y la amplitud del software que lo acompaña, se está convirtiendo en un factor clave de éxito en el mercado de los sensores de residuos IoT” comentó Levi Ostling, analista de ciudades inteligentes de Berg Insight.

residuos-iot

Residuos conectados

Los contenedores inteligentes dependen principalmente de las redes celulares, y representan las tres cuartas partes de los puntos de recolección de desechos conectados en 2020.

“Se espera que el LPWA celular (NB-IoT y LTE-M) supere las tecnologías celulares convencionales 2G / 3G / 4G como el tipo de conectividad líder para sensores de desechos inteligentes en 2023 y alcance el hito de un millón de terminales conectados durante 2025”, agregó Ostling.

Europa es el principal adoptante de sensores de residuos inteligentes.

Con más del 50% de la base instalada global.

Países como el Reino Unido, Francia, España y los países nórdicos están actualmente en cabeza.

En Rhomb.io ofrecemos soluciones de gestión ‘End to end’. Fabricamos nuestros propios sensores e implementamos y adaptamos a cada caso particular.

¿Hablamos?